Tríptico Nº 140 / Segunda selección – Ramón Minieri / Caroli Williams

 

Segunda selección de poemas del libro LA REINA LOCA – LIBRO DE VIENTOS DE LOS SÁRMATAS de Ramón Minieri (Río Colorado, provincia de Río Negro).

Los dibujos fueron realizados por Caroli Williams (Sarmiento, provincia del Chubut).

«Aviso al lector

Alginas referencias de este libro pueden resultar engañosas: parecerán creaciones de la fantasía, cuando en verdad corresponden a hechos considerados reales.

Así Loulán, capital del reino de Krorán en la Ruta de la Seda, que según las crónicas fue abandonada por sus habitantes luego de una tormenta de arena en el año 330 de nuestra era, quedó sepultada hasta 1899, cuando el viento y el explorador sueco Sven Hedin volvieron a descubrirla. Así también la biblioteca de la cueva 17 de Mogao, permaneció doce siglos tapiada hasta que un lama la encontró en tiempos recientes.

Se nos narra igualmente como cierto el episodio aludido en la poesía «El triunfo de la seda», cuando en la batalla de Carras (53 a.n.E.) los soldados del magnate y general romano Marco Licinio Craso huyeron a la vista de las banderas de seda del ejército parto; los aterró la luminosidad de esa tela, desconocida hasta entonces en Occidente.

La costumbre de poner a cubierto los tiestos con geranios, las raras veces que llueve en Kashgar, fue observada y registrada por el agente inglés Clarmont Percival Skrine durante su estadía en la ciudad, entre 1922 y 1926. Dice Skrine «a mi pregunta de por qué lo hacía, el jardinero me respondió que, como todo el mundo bien sabe, el agua de lluvia es muy mala para las flores, y entonces él las entraba para salvarlas.»

Párrafo especial merece la defensa de la realidad de los sármatas. Este pueblo existió, no menos que otros más famosos y perjudiciales como los tártaros, o los propios romanos a los que estuvo aliado alguna vez. Una decena de historiadores clásicos han documentado su presencia. Se hallarán descripciones de su país, sus costumbres y su historia en cualquier enciclopedia al uso. Por lo que hace a estas poesías, basta señala que efectivamente los sármatas fueron regidos por reinas, que su panteón estuvo integrado por deidades femeninas, y que en sus fuerzas de caballería destacaron mujeres flecheras, a tal punto que se les atribuye haber dado pábulo a la leyenda de las Amazonas.

En cuanto a sus célebres libros de vientos, este es el primero.»

R.M.

 

Para abrir el archivo PDF:

Nº140 Segunda selección – Ramón Minieri – Caroli Williams